Origen de los ocho trigramas

El origen de los ocho signos originadores o trigramas está en dos formas simples:

El Yang - Lo masculino
El Yang – Lo masculino

La línea contínua, asociada al impar, al masculino, al sí, al verano, al Sol, al Yang

El Yin - Lo femenino
El Yin – Lo femenino

Y la línea discontínua, asociada al par, al femenino, al no, al invierno, a la Luna, al Yin.

Fu Shi, consciente de que con dos opciones tan sólo pocas cosas se podían imaginar, combinó estas dos en ocho combinaciones de tres, los 8 trigramas:

Trigrama Kun - La madre
Trigrama Kun – La madre
Trigrama Kien - El Padre
Trigrama Kien – El Padre
Trigrama Sun - La hija mayor
Trigrama Sun – La hija mayor
Trigrama Li - La hija mediana
Trigrama Li – La hija mediana
Trigrama Dui - La hija pequeña
Trigrama Dui – La hija pequeña
Trigrama Dtxen - El hijo mayor
Trigrama Dtxen – El hijo mayor
Trigrama Kan - El hijo mediano
Trigrama Kan – El hijo mediano
Trigrama Güen - El hijo pequeño
Trigrama Güen – El hijo pequeño

Una explicación más detallada del significado de estos trigramas se verá en estas mismas páginas.

De la combinación de estos trigramas, tomados de dos en dos, nacen los 64 hexagramas que componen el I Ching actual.

Por Arian Botey
Este apunte forma parte de una serie de artículos sobre el I Ching cuyos originales pueden ser consultados, en lengua catalana, pulsando sobre el enlace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.